Educar en la diversidad

Acabo de ver el video “Educando en la Diversidad: historias de aprendizaje y superación”, que la semana pasada presentó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).  ¿Ya lo vieron? Si no lo han visto, hagan click aquí.

“Educando en la Diversidad”, de 10 minutos de duración, es el primer video realizado en Chile para abordar el bullyng escolar basado en la orientación sexual e identidad de género. En él, se narran cuatro testimonios: Gabriel, hijo de una pareja de hombres gay; Rebeca, una escolar lesbiana; y Sandra y Pablo, docentes homosexuales. Con sus relatos, el Movilh busca promover en las aulas la sensibilización sobre los derechos humanos y la diversidad social, acción que se complementa con una serie de materiales –manuales y CD interactivos- que el organismo ha distribuido en más de 400 liceos de todo el país

La orientación de las acciones del Movilh hacia las aulas aborda una temática compleja, y muchas veces tan dolorosa como necesaria. Y es que según un artículo publicado en  el portal de la Red Iberoamericana de Educación Lésbica, Gay, Bisexual y Transexual (RIE- LGBT)   la secundaria es la época más dura para los jóvenes LGBT: sería  precisamente en este período – cuando se acentúa la burla, y en algunos casos la agresión y el matonismo contra todos quiénes sean diferentes- “cuando mucha gente se da cuenta de que es gay y comienza a analizar si lo revela o no”, por lo que un ambiente de violencia –física y simbólica- puede resultar particularmente difícil para quienes tienen una orientación sexual “distinta”.

Reforzando esta idea, un estudio del año 2009 desarrollado en España por la Federación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales –FELGBT-, con apoyo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de ese país, evidenció la gravedad del problema de la homofobia y la transfobia en el sistema educativo, junto a la falta de referentes, carencia de recursos y bajo apoyo familiar, educativo y profesional.

Si bien este informe aborda el contexto específico español, las cifras son tan decidoras que resulta interesante darles un vistazo:

  • Un 22% de los/las jóvenes encuestados había sufrido violencia psicológica o física en el seno de la familia; un 56,2% en su centro de estudios; un 67,2% en la calle.
  • Un 47,2% considera negativa la actitud de su familia con respecto a su homosexualidad/transexualidad. Un 48,2% la de su centro educativo.
  • Sólo el 45% de estos jóvenes cuenta con el apoyo de su madre; el 32 % de su padre; el 23,4% de profesores; el 18,8% de su médico.
  • Una inmensa mayoría considera muy negativa la imagen que se da de ellos/as en los medios de comunicación. Un 76% de las chicas carece de referentes válidos.
  • Sólo un 2,8% cuenta con el profesorado para resolver dudas sobre sexualidad o afectividad.

Con estos datos en mano, el 2009 la FELGBT encabezó en España la campaña “A la Escuela sin Armarios” (uno de cuyos afiches encabeza este post), iniciativa que, y al igual que busca el Movilh hoy, busca aportar a generar espacios de mayor respeto y tolerancia para todos y todas, sin importar nuestras diferencias físicas o sociales ni, mucho menos, a quién queremos amar.

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: